6 Prevenciones para reducir los episodios asmáticos

Mañana día uno de mayo, es el Día Mundial del Asma y vamos a aprovecharlo para hablaros de esta enfermedad.

29172634251_f2f1235ffb_b

El asma es una enfermedad crónica que se caracteriza por ataques recurrentes de jadeos y sibilancias y ataña a personas de todas las edades, dándose más en niños que en adultos. En la actualidad, según la OMS (Organización Mundial de la Salud) se diagnostican 235 millones de casos de asma en todo el mundo. Esta enfermedad se da por una inflamación de las vías respiratorias, cuando se produce, los músculos que rodean las vías respiratorias se contraen y su revestimiento se inflama y se llenan de mucosidades. Esto disminuye la porción de aire que puede pasar por estas, ocasionando que el enfermo sufra episodios de dificultad respiratoria, normalmente vinculados a otros síntomas como pitidos al respirar, tos y sensación de ahogos. Según la edad de las personas las señales difieren.

En personas con vías respiratorias sensibles, la enfermedad aparece como respuesta a determinados estímulos que producen alergia. Los más frecuentes son: Pelo de animales; Ácaros de polvo; Ejercicio físico; Ciertos medicamentos; Cambios meteorológicos; Humo; Polen; Hongos.

A continuación, os dejamos una seis prevenciones que reducen los episodios de asma. Aunque esta enfermedad todavía no tiene cura:

  • Si la causa del asma es una alergia, es recomendable evitar la exposición a los agentes que la ocasionan. Los síntomas más frecuentes son el goteo nasal, el picor de ojos y los estornudos.
  • Otra prevención que tienen que tener en cuenta las personas alérgicas es evitar la realización de ejercicio en época de polinización.
  • En el caso de los niños, los padres deben estar atentos si padecen obesidad poniendo especial cuidado a los signos de obstrucción branquial.
  • Un estudio liderado por la profesora Meghan Azad de la Universidad de Manitoba (Cánada), ha demostrado que los bebés alimentados únicamente con leche materna tienen hasta un 33% menos de casos de jadeos o sibilancias durante el primer año. En el caso de los recién nacidos con madres asmáticas es aún más eficaz, la reducción de casos se duplica logrando hasta un 66%.
  • Las personas asmáticas deben dejar completamente de fumar, ya que el humo del tabaco es un irritante que produce inflamación en los bronquios.
  • Otra acción que reduce la crisis asmática es ponerse la vacuna antigripal cada año porque la gripe puede desencadenarla.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: