Verdades y mentiras sobre las varices

Las varices, según su grado de gravedad, pueden llegar a afectar hasta al 60% de las mujeres y en torno al 30 por ciento de los hombres. Si consideramos sólo los casos más severos la incidencia se reduce hasta aproximadamente el 15% de la población. Por sexos, la incidencia es mayor en mujeres que en hombres, debido fundamentalmente a factores hormonales y de fragilidad capilar.doctor-medical-medicine-health-42273

Aunque a muchas personas sólo les preocupa el aspecto estético de las varices,  se trata de una patología que evoluciona en el tiempo con riesgo de tromboflebitis, o trombosis venosa, aparición de manchas, de úlceras, etc. Es recomendable su tratamiento temprano para evitar posibles complicaciones en el futuro.

Analicemos las verdades y mentiras más comunes en el tratamiento de las varices:

  • Es mentira que cualquier tratamiento sirva para cualquier paciente. El diagnóstico y tratamiento realizado por profesionales cualificados debe ser personalizado. El primer paso para definir las características específicas de cada paciente y, posteriormente, la opción de tratamiento más adecuado para cada caso, es la realización de una ecografía Doppler, o eco-Doppler, que permite conocer el estado en el que se encuentran las venas y las arterias de esa persona.
  • Es mentira que el láser sea la técnica más adecuada para el tratamiento de las varices. El tratamiento de las varices con láser es una de las técnicas ablativas endovasculares –no se practican incisiones, sino que el cirujano ‘navega’ por el interior de la vena- disponibles. Cuando hace años apareció el láser para tratar las varices tronculares, supuso una revolución pero actualmente hay otras técnicas similares más eficaces como la radiofrecuencia.
  • El tratamiento de las varices no requiere ingreso hospitalario. Las nuevas técnicas para el tratamiento de los casos más severos de varices, se practican de modo ambulatorio, es decir, no requieren ingreso hospitalario del paciente. Esto permite al paciente retomar su actividad socio-laboral de modo inmediato.
  • El procedimiento para tratar las varices puede hacerse en varias sesiones. El tratamiento de las varices puede compararse con la visita al dentista en lo referente al número de sesiones necesarias para solucionar el problema. Cuando vas al dentista no es necesario que te empasten varias muelas en la misma sesión. El tratamiento quirúrgico de las varices puede hacerse de modo escalonado, lo que no impide al paciente llevar una vida normal. No hay que obsesionarse con eliminar todas las varices en la misma sesión, puesto que, por lo general, requieren retoques en sesiones posteriores sin que ninguna de ellas implique una baja laboral.
  • Puedo tratarme las varices en cualquier época del año. Tradicionalmente siempre se ha vinculado el tratamiento quirúrgico de las varices con épocas frías del año. Se debe a que el tratamiento quirúrgico convencional, está asociada a la utilización en el post-operatorio de un grueso vendaje que da mucho calor y provoca mucha incomodidad en los pacientes si el tratamiento se realiza en verano. Las nuevas técnicas disponibles y la evolución experimentada por los materiales utilizados en ese tipo de vendaje, permiten tratar las varices en cualquier época del año. La única recomendación, en el caso de que se haga en épocas de mucho sol, es tapar los posibles hematomas y pequeñas manchas que puedan aparecer. No les puede dar el sol

feet-605881_960_720

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: