¿El frío a ti nunca te molestó? Gripes y catarros aún nos persiguen

Las predicciones meteorológicas anuncian una subida de la temperaturas, pero seguimos sufriendo las consecuencias del frío invernal que nos ha cogido cariño y aún tardará en marcharse.

En pleno corazón del invierno y aún con todo el mes de febrero por delante tenemos que ser conscientes de cómo cuidar las afecciones producidas por el frío. Porque no es lo miso un catarro que una gripe. Y, sin duda alguna, no se tratan igual. 4195919691_c296b3de9b_o

  • ¿Qué diferencia hay entre un catarro y una gripe?

Los catarros están causados por un gran número de familias de virus (rinovirus, coronavirus, adenovirus, enterovirus, etc…), la gripe únicamente, por el virus de la gripe.

Entre el 30 y el 50 por ciento de los catarros se producen por rinovirus, de los que se conocen más de 100 serotipos. Su sintomatología suele ser leve y autolimitada (estornudos, congestión y secreción nasal, molestia faríngea, cefalea, malestar, tos…). Estos síntomas se deben fundamentalmente a la inmunidad de nuestro organismo, en su lucha contra estos microorganismos.

La gripe tiene un periodo de incubación de uno a dos días con síntomas como escalofríos, fiebre, debilidad, dolores musculares, anorexia y cefalea, acompañados de tos seca, dolor faríngeo intenso y obstrucción nasal, que se intensifican según disminuyen los primeros síntomas. En los casos más leves, se puede confundir con un catarro común, pero en enfermos de riesgo y en personas mayores pueden derivar en un caso muy grave.

  • ¿Cómo podemos prevenir un catarro?

A nivel científico no está demostrada la capacidad de las vitaminas C, D, y E para prevenir un catarro. La vitamina C, sí tiene cierta efectividad en condiciones de frío extremo y entre las personas que realizan ejercicio muy intenso. Lo más eficaz es lavarse las manos con agua y jabón (no necesariamente antibacteriano) y secarse con una toalla desechable.

  • ¿Por qué hay que evitar los antibióticos para un resfriado?

Los antibióticos no son eficaces en las infecciones víricas. Sólo estarán indicados si se ha producido una sobreinfección bacteriana, como complicación de la infección vírica. El utilizar los antibióticos cuando no tienen efecto solamente nos expone a riesgos innecesarios (efectos secundarios indeseables y posibles reacciones alérgicas), y por otro lado, alteraremos la ecología de nuestra población bacteriana, eliminando a las especies sensibles y favoreciendo el crecimiento de bacterias resistentes, que se pueden diseminar. Tomando antibióticos para un catarro contribuiremos a crear resistencias y, por tanto, que determinados antibióticos dejen de ser útiles.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: